Cargando

Enrique AzcoagaEscritor

Con su maestro, Daniel Vázquez Díaz, 1945

Rafael Botí, rama plástica de su maestro Daniel Vázquez Díaz, compite con la naturaleza oponiéndola mundos expresivos de lirismo confidente. Sus paisajes, sus flores, sus rincones recoletos y calmos, efunden la poesía que es capaz de conquistar el artista, valiéndose de una trama expresiva, donde todo queda dicho de forma fervorosa y rudimentaria. El cordobés desdeña el lenguaje elocuente, y resuelve sus problemas pictóricos con esas «cuatro palabras» en que a veces consisten sus cuadros. A Córdoba quizá le deba, lo que Córdoba tiene de laberinto desvelado.

ARTEGUÍA, OCTUBRE DE 1984.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio y generar estadísticas de uso.
Al continuar con la navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.
Continuar