Cargando

Matías González LópezPresidente de la Diputación de Córdoba

José Marín-Medina, crítico de arte; Matías González López, Presidente de la Diputación de Córdoba y el hijo del pintor en la presentación a los medios de comunicación de la Fundación Provincial de Artes Plásticas Rafael Botí, de la Diputación de Córdoba. El acto se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y al que asistieron numerosos amigos artistas, 1999

DONACIÓN DE LA FAMILIA BOTÍBLANCO A LA DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

Artistas españoles del siglo XX coetáneos y amigos de Rafael Botí están representados en esta valiosa colección de óleos y dibujos que la familia BotíBlanco dona a la Diputación de Córdoba, entre los que se encuentran obras originales de los artistas cordobeses Pedro Bueno, Horacio Ferrer, Ángel López-Obrero, Antonio Merlo, Enrique Moreno «El Fenómeno», Rafael Ortí, Antonio Rodríguez Luna, así como el mismo Botí.

Cada colección de arte tiene una historia y un destino, y la reunida por Rafael Botí es una crónica de la sincera amistad que cultivó con artistas de su tiempo y de la voluntad de hacer perdurable y de brindar a otros su pasión por la creación plástica. Pero, por encima de todo, fue forjándose para ser entregada a Córdoba, que es el motivo central y constante en la pintura y la biografía de Botí y el objeto de su compromiso esperanzado con el futuro de esta tierra, que plasmó con imágenes limpias, luminosas y amables.

Rafael Botí deseó permanecer para siempre en Córdoba y quiso que su legado sirviera para la promoción de las artes, el apoyo a los nuevos creadores y el enriquecimiento cultural de los cordobeses. Estas obras de artistas amigos del pintor y del propio Botí, pertenecen por tanto, a un gran proyecto que comenzó su andadura con el nacimiento de la Fundación Provincial de Artes Plásticas que lleva su nombre. De esta manera, el sueño del pintor, que puso «lo más hondo de su corazón» en su obra y en su vida, fue gestándose durante años y ha podido hacerse realidad gracias al cariño y admiración de sus conciudadanos y, sobre todo a su hijo Rafael, que se ha dedicado por entero a que se cumpla la voluntad de su padre.

Su apoyo, generosidad y entusiasmo, han sido decisivos para que la Fundación Provincial de Artes Plásticas «Rafael Botí» esté consolidada y llena de iniciativas con proyección nacional e internacional. Con todo ello, la donación de Rafael Botí hijo y de su esposa requiere una expresión más de gratitud y reconocimiento. La Diputación y los ciudadanos de la provincia de Córdoba reciben sin entregar nada a cambio una colección de gran valor artístico y sentimental. La única forma de poder corresponderle es la difusión social de esta riqueza a través de la Fundación Botí.

DEL CATÁLOGO DONACIÓN RAFAEL BOTÍ (DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA, 2002).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento del sitio y generar estadísticas de uso.
Al continuar con la navegación entendemos que da su consentimiento a nuestra política de cookies.
Continuar